Cómo elegir el regalo para un cliente o proveedor

Diciembre 15, 2015

Corporate-Gift

En diciembre, además de evaluar resultados y planear los objetivos y acciones del próximo año, llega el momento de estrechar lazos y agradecer la colaboración de clientes y proveedores.

Una manera de hacerlo es a través de regalos de parte de la empresa, pero para hacerlo de manera efectiva, hay que considerar principalmente los siguientes aspectos:

1. Beneficio

Además de ser algo práctico, el regalo también debe ser agradable, por eso es muy importante conocer a la persona que lo va a recibir, saber cuáles sus necesidades y gustos. Por ejemplo, si sabemos que el cliente pasa mucho tiempo fuera de la oficina y utiliza frecuentemente dispositivos electrónicos, una pila portátil para recargar sus gadgets puede ser el obsequio perfecto; pero si advertimos que es fan de Star Wars, podemos elegir un diseño de alguno de los personajes y, además de ser útil, le va a fascinar.

2. Originalidad

Para que el regalo logre que la empresa destaque y se genere un vínculo con el receptor, es importante diferenciarse. De lo contrario, se corre el riesgo de que el detalle pase desapercibido. También es conveniente considerar que el obsequio se relacione con el producto o servicio de la compañía. Por ejemplo, si al cliente le gusta el té, se le puede dar una caja con variedad de sabores y un infusor; mientras que si la empresa que va a hacer el regalo es una aerolínea, el diseño de los objetos mencionados podría estar relacionado a los viajes y los aviones.

3. Calidad

No hace falta gastar mucho dinero en un regalo de buena calidad que además de reflejar la imagen de la empresa, hará que el detalle perdure, se disfrute mucho más, se recuerde e incluso se presuma.

Las canastas con vino y productos gourmet, como quesos, conservas, carnes frías, chocolates y frutos secos, son una excelente opción para no complicarse y asegurar que el presente sea bien recibido; para lograrlo hay que poner mucha atención en la calidad de los productos y su presentación”, comentó Lisa Milton, CEO de AZAP Flores y Regalos.

4. Costo

La inversión en un regalo varía, dependiendo del presupuesto de la compañía y de a quién va dirigido. Sin embargo, también es importante considerar las políticas de las empresas sobre el tipo de cortesías que pueden aceptar sus empleados.

Hay que cuidar que nuestros regalos se apeguen a estas políticas y que no sean vistos como una forma de presión para la toma de decisiones. Incluso, cuando nuestros clientes tienen la política de no aceptarlos es mejor no insistir, ya que ponemos al ejecutivo en una situación difícil”, señaló Lidya Fresnedo, VP de la mesa directiva de PRORP (Asociación Mexicana de Profesionales de Relaciones Públicas).

Al elegir un regalo, también es básico descartar los obsequios de mal gusto que dañen la imagen de la compañía y en el caso de los accesorios, hay que fijarse en el material y el acabado. Por ejemplo, es preferible la joyería de oro o plata y las corbatas o mascadas de seda. Pero lo más importante, es que no sean objetos de imitación o piratería. Los artículos promocionales con logotipos aparatosos tampoco son una buena idea para regalar a fin de año. No se trata de hacer publicidad, sino de demostrar aprecio y reconocer el trabajo en conjunto.

Fuente: Mundo Ejecutivo